Actualidad

PROSCRPITOS

En un nuevo eslabón de la cadena de la derecha que azota a la región Evo Morales y Rafael Correa fueron proscritos en las elecciones que se van a realizar en Bolivia y Ecuador. El primero era candidato a Senador y el segundo a vice presidente. Una nueva afrenta contra la democracia tan mancillada en toda latinoamérica.

Evo Morales sufrió un golpe de Estado el 10 de noviembre de 2019 cuando las fuerzas policiales le “sugirieron” que dimitiera tras 21 de alzamientos en diferentes zona, sobre todo la de Santa Cruz de la Sierra, por supuesto fraude electoral. Evo debió dejar la presidencia y escapar de su país con una amenaza a su vida y con la persecución y criminalización de todos sus seguidores. Luego, la, hasta entonces, senadora, Yanninne Añez se autoproclamó presidenta y desató un régimen de persecución y muerte a los opositores, sólo superado por la catástrofe de salud que la pandemia le trajo a Bolivia. 120 mil casos y casi 6 mil muertos son los números oficiales, poco fiables.

Luego de 10 meses enquistada en el poder, pero con muy poco apoyo popular Añez tuvo que llamar a elecciones a pesar de la situación a la que el coronavirus llevó al mundo, y pese a no poder crear una coalición unificada de los dirigentes anti MAS (El partido de Evo). El 18 de octubre será la fecha de los comicios a pesar de que se intentó retrasarla, pero por la presión de los militantes campesinos del MAS tuvo que ratificarse.

El exministro de economía de Evo Morales, Luis Arce, será el candidato a presidente por la fuerza que gobernó la última década hasta el golpe. Y el ex presidente, y exiliado político, Evo Morales, ocuparía un puesto en la lista de senadores nacionales por el departamento de Cochabamba. Sin embargo, ayer el Tribunal Constitucional decidió proscribir al ex mandatario por no haber vivido en Bolivia dos años seguidos antes de las elecciones. Claramente, Morales debió irse de su país a fines del año pasado porque corría riesgo su vida y la de su familia, de hecho su casa fue saqueada por agitadores de los golpistas. “Bajo amenazas y presiones de procesos, el dirimidor tomó una decisión política ilegal e inconstitucional. La historia demuestra que podrán inhabilitar a Evo pero no podrán proscribir al pueblo” dijo el ex mandatario en su cuenta de Twiter.

Lo cierto es que Evo Morales ha decidido acatar esta disección para evitar más enfrentamientos que lleven a su pueblo a una sangría mayor. Además, según encuestas el candidato del MAS condensa la mayor cantidad de intensión de votos por lo que volverían a ser gobierno. Sin embargo, la democracia no está garantizada mientras haya un candidato vetado por condiciones políticas.

Rafael Correa fue presidente de Ecuador desde el años 2007 hasta el 2017 cuando dejó su lugar en manos de su ex vicepresidente Lenín Moreno. Este último realizó un giro de 180 grados a la política ecuatoriana que había dejado Correa, radicalizando su discurso en una derecha liberal, dependiente de los designios de Estados Unidos y con persecución política a la oposición, y sobre todo a la figura del expresidente, con operaciones judiciales como las conocidas en Brasil y Argentina bajo el concepto de lawfare.

La Comisión Nacional de Justicia de Ecuador condenó a Rafael Correa y su ex vicepresidente, Jorge Glas, por sospechas de soborno. Ambos habrían instigado a Pamela Martínez, ex asesora de Correa, para que organice la distribución de los sobornos y el sistema ilícito en una oficina paralela a la Presidencia de la República. En la causa conocida como “arroz verde” se le acusa al ex presidente haber recibido sobornos de empresas multinacionales, como Odebretch, en una actitud similar por la que se acusó a Lula en Brasil. La ex asesora se había presentado como “arrepentida”, figura tan conocida en los años macristas en Argentina, y había presentado un cuaderno con presuntos sobornos direccionados del presidente en el periodo 2013-2017. Lo cierto es que Correa, que vive en Bélgica desde su salida de la presidencia, cuestionó la causa constantemente y aludió al actual presidente, Lenín Moreno, como el autor intelectual de esta jugada. Sobre todo en la celeridad en que se desarrolló el caso, en tan sólo 17 días.

Correa se preparaba para candidatearse a la vicepresidencia de la nación que serán en febrero de 2021. Este 18 de septiembre es la fecha de cierre de inscripción de las candidaturas. Por eso, se denuncia la celeridad de esta confirmación de la condena a Correa que inhabilita la posibilidad de participar de las elecciones.

“Finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia “definitiva” para inhabilitarme como candidato No entienden que lo único que hacen es aumentar el apoyo popular Yo estaré bien. Denle toda la solidaridad a perseguidos allá Recuerden: a lo único que nos condenan es a vencer” expresó el ex mandatario en sus redes.

Lo cierto es que la baja calidad democrática de la región es un riesgo muy grande en una latinoamerica que pagó con sangre de sus hijos e hijas las voluntades del capitalismo y el imperialismo estadounidense. Algo que intenta repetirse en estas épocas.

Categorías:Actualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s