Actualidad

INDUSTRIA PARALIZADA

El INDEC informó que en julio de este año se utilizó solamente el 56% de la capacidad instalada en la industria. Esto representa una caída del 1,9% respecto del año pasado. La industria textil, automotriz y metálicos básicos. Esto analizado en frío es una muy mala noticia, pero en perspectiva con la pandemia, el impacto fue mucho menor de lo esperado.

Según el informa estatal la industria argentina sólo esta funcionando un 1,9% menos que durante el último año de mandato de Mauricio Macri, aún en medio de la pandemia. Sin embargo, la ultima experiencia neoliberal había dejado una actividad en crisis, que se vio agravada por la inesperada llegada de la pandemia. Sólo el 56,8% de la capacidad instalada de la industria, es decir de lo que ya está disponible para la producción, está en funcionamiento. De todos modos esto sigue muy por debajo de lo que sucedía en 2015, cuando se registró en el mismo mes un 69,2%.

Las principales industrias en problemas son la automotriz donde sólo se utiliza el 29% (contra el 30% que se utilizaba en 2019) y textil el 43,1% (contra el 60% del año pasado). Además, sufrieron una fuerte caída en su utilización la de metales básicos, del 79,3 del año pasado al 61 de este año. Y la industria de alimentos y bebidas de un 63,9% a un 59,5% en la actualidad. Cabe aclarar, que la caída de algunas de estas industrias, más allá de la crisis que dejó el gobierno anterior se deben a la situación de la pandemia que paralizó al mundo.

Aunque tienen buenas noticias la industria de tabaco y sustancias quimicas que son las únicas que aumentaron el uso de su capacidad instalada. La industria del tabaco está en 79,5% contra el 68,9% mientras que el de sustancias químicas un 68,7% contra el 47,5 de 2019. Aunque vale aclarar que las situaciones particulares que vivimos explica esto. Vivir con incertidmbre sobre el trabajo, la salud y la vida post pandemia ha llevado a un consumo mayor de tabaco; y los productos químicos se han tornado esencial como método para combatir el virus.

Que la economía está en crisis no es nuevo. La estimación de actividad económica en un año cayó un 12%, respecto de junio de 2019. Esto es en un contexto de caída sistemática desde abril de 2019, con la salvedad de la parálisis económica de la pandemia en abril de 2020, que hizo que en los siguientes meses y conforme se fue abriéndose la economía haya una tendencia al alza. Los únicos sectores que no sólo no cayeron, sino que tienen una estimación a favor es la intermediación financiera (bancos) y la de servicios básicos (electricidad, agua y gas). Que no sufrieron el parate de la economía por la pandemia, y que además, fueron los grandes ganadores de los 4 años de Macri.

Los datos del INDEC sobre la actividad de los servicios públicos muestra una caída de 14% a nivel anual, pero un incremento de 1,7% respecto de junio 2020. En ese marco, el transporte de pasajeros fue el que más sufrió con un 89,2% menos que el año pasado, pero los servicios de electrcidad, gas y agua aumentaron un 0,5% respecto del año anterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s