Actualidad

¿POR QUÉ LOS BOLIVIANOS ELIGIERON DE NUEVO AL MAS?

El pueblo boliviano tuvo la posibilidad de demostrar en las urnas que el proyecto político conducido por Evo Morales es quién lo representa. Después de un año del golpe provocado por los sectores de la derecha fascista, unidos a las fuerzas policiales y militares, el MAS volvió a ganar las elecciones generales, y Luis Arce, será el nuevo presidente. El 52,4% de los votos le dio la victoria en primera vuelta y repone a sus dirigentes tras un año de persecuciones, violencia y muertes ¿Por qué el pueblo de Bolivia vuelve a elegir al MAS? Las respuestas en este artículo.

El proceso de 12 años que llevó Evo Morales desde 2006 hasta el golpe de 2019 dejó una huella indeleble en el pueblo de Bolivia. Al punto que, las fuerzas de derecha llevaron adelante un gobierno de facto violento, reaccionario y con la intención de borrar todo vestigio de masismo, pero el pueblo no olvida y volvió a poner al MAS en el poder.

Ahora ¿Por qué tiene tanta popularidad la fuerza encabezada por Evo? ¿Qué lleva al pueblo a que, a pesar del miedo generado desde el estado con diferentes violaciones a los derechos humanos, lo vuelvan a elegir? La respuesta se encuentra escudriñando los 12 años de gestión.

EL IMPACTO DE LAS POLÍTICAS DE EVO

Evo Morales asumió su primer mandato el 22 de enero de 2006. Se convirtió así en el primer presidente indígena de Bolivia, todo un mensaje de qué intereses representaba. En las elecciones que lo posicionaron en la primera magistratura consiguió el 53,7% de los votos, un número muy cercano al 52,4 que logró Arce, quién a la postre, fue su ministro de economía.

Al momento de la asunción de Evo Morales, el PBI de Bolivia era de 9549 millones de dólares; en el momento del golpe, en noviembre de 2019, el PBI de Bolivia era de 40895 millones de dólares. Más allá de la caída de los números de la actualidad, condicionados por la pandemia, lo cierto es que el incremento de lo que generó Bolivia en esos doce años es un factor determinante para las políticas sociales que tuvieron gran impacto en su gestión.

Y eso se ve reflejado en los números directamente. En sus primeros 10 años de gobierno, la disminución de la pobreza se redujo del 38,2% al 16,8%. La pobreza extrema paso del 24% al 9%. En áreas rurales, la pobreza extrema era del 62,9% al comienzo de su gestión, y en 2017 llegó al 33,3%. Por otra parte, en 2005, el 10% más rico de Bolivia ganaba 128 veces más que el 10% más pobre, mientras que en 2017 el sector más rico gana sólo 37 veces más que el más pobre.

En el proceso del gobierno de facto de Añez la pobreza extrema volvió a aumentar. Según datos de CEPAL, esta en Bolivia llega al 16,8%, pandemia mediante, es verdad. Aunque en un informe sobre la proyección de la economía de la región se prevé que Arce asumirá un país con 453.000 bolivianos en condiciones paupérrimas debido al abandono estatal en la asistencia social para combatir los impactos económicos de la Covid-19.

 LAS MEDIDAS QUE IMPACTARON EN LA CAÍDA DE LA POBREZA

Para que millones de personas salgan de la pobreza, una pobreza estructural muy naturalizada por decenios en Bolivia, se tuvieron que tomar una serie de medidas fundamentales, que explican el proceso político vivido.

Ni bien asumió el gobierno, en 2006, se impulsó y se creó una reforma constitucional que declaraba a Bolivia un Estado Plurinacional, todo un reconocimiento para las diferentes identidades y los pueblos originarios. Un hecho que intentaron desarticular con el golpe, con el intento de volver a “cristianizar” a Bolivia, ungimiento de la biblia mediante por la autoproclamada Jeanine Añez.

Asimismo, quizá la medida más determinante en cuestión económica fue la nacionalización de hidrocarburos (gas y petróleo). A partir de entonces, la empresa estatal prácticamente cuadriplicó sus ingresos durante su mandato (de 600 millones de usd, a 2200 millones). Además, se realizó una re estatización de la mina de estaño de Huanuni, la nacionalización de la Empresa nacional de Telecomunicaciones y nacionalización de empresas eléctricas. Como así también una nacionalización de la explotación de los recursos naturales, con la cuenca de litio más importante del mundo. De aquí se explica el aumento tan grande en el PBI del país. El dinero ya no se iba al extranjero por la privatización de las empresas, sino que quedaba en Bolivia, y le daba una soberanía mucho mayor.

De allí que, en materia laboral, el desempleo de Bolivia fue el más bajo de la región en los últimos tres años de mandato de Evo Morales. En noviembre de 2019 había un 4,2% de personas desocupadas. Y el salario básico, que en 2005 era de 55 dólares, en 2019 llegó a los 2122 dólares. Es decir, un proyecto de nacionalización de los recursos que ayude a generar empleo genuino en la población.

Pero también se hizo hincapié en la proliferación cultural. Para esto la educación fue un elemento central. En materia educativa se aplicó el método cubano de alfabetización “Yo sí puedo”. En 2006 el 13,28% de la población era analfabeta, en 2018 esa cifra llegó al 2,4%. En 2008 la UNESCO consideró a Bolivia como país libre de analfabetismo.

Además, construyeron 5000 escuelas en 13 años. La misma cantidad que se habían construido en 180 años. Y se logró que el 94% de los jóvenes que cursaron estudios secundarios terminen su escolaridad. A la vez que, se redujeron las brechas entre los sectores sociales más altos y más bajos en el nivel de escolaridad. Asimismo, se dictó una legislación que promueve una Sistema Educativo Plurinacional, tendiente a promover valores descolonizadores, antiimperialistas, despatriarcalizado, orientado a la reafirmación cultural de las diferentes naciones y pueblos indígenas y originarios que conviven en Bolivia.

Asimismo, se asignaron derechos humanos básicos, como es el acceso a la salud en condiciones dignas. En sus años de gestión se construyeron 34 hospitales de segundo nivel y 1061 establecimientos de salud. El presupuesto en esa área subió de 346 millones de dólares a más de 3000 millones. Y se creó un programa de salud para garantizar el acceso universal para la atención integral del pueblo boliviano.

Por esto, el pueblo de Bolivia, a pesar de toda campaña, de todo intento de desterrar a las fuerzas políticas populares, vuelve a elegir de manera contundente al MAS, a Evo Morales y a la idea de un estado plurinacional, atento a la soberanía nacional, con fuerte presencia de la diversidad cultural que representa a su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s