Actualidad

BOLIVIA: LA DERECHA PIDE A LAS FFAA QUE DEN UN NUEVO GOLPE

Parte de la derecha de Santa cruz de la Sierra acudió a los cuarteles exigiendo que los militares provoquen un golpe e instauren un gobierno militar. Desconocen los resultados electorales, que impusieron a Luis Arce como nuevo presidente del Bolivia por más del 78% de los votos, y exigen una intervención militar contra el orden constitucional tan vapuleado en el último tiempo. Asimismo, la presidenta de facto, Jeanine Añez, deberá enfrentar a la justicia por las masacres de Sacaba y Senkata. Mientras que el grupo de Puebla pide la renuncia de Luis Almagro a la OEA por haber “deslegitimado a las misiones de observación electoral y han llevado a la Organización a un choque con la realidad democrática que vivimos hoy en día en la región” en palabras del subsecretario para América Latina de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes Zúñiga.

La Unión Juvenil Cruceña, una organización de ultra derecha, cristiana y reaccionaria, llamó a un paro nacional para este lunes a fin de manifestarse contra los resultados electorales que promulgaron a la fórmula del MAS como vencedora. Con un escaso acatamiento, acudieron a las puertas de la Octava División del Ejército al grito de “Gobierno Militar” y “Pongan en orden este país”. El referente de este espacio, Juan Martín Delgado, expresó al periódico El Deber “Damos todo el apoyo a las FFAA para que puedan hacer lo que vean conveniente con el país. Estamos prestos a apoyarlos. Sabemos que las fuerzas del pueblo están mermadas por el tema de la cuarentena y nos hace pensar que la cuarentena es manipulada para que nosotros estemos así de debilitados económicamente”.

Aproximadamente 700 personas se mantienen en vigilia frente a la división militar de Santa Cruz al grito de “auxilio militar”. Manifiestan que hubo fraude en la elección del 18 de noviembre. Un argumento remanido de la derecha latinoamericana que no acepta las vicisitudes de la democracia, aunque no haya una sola prueba de lo que argumentan. Mucho menos, cuando el poder detrás de la jornada electoral lo detentaban quienes provocaron el golpe al gobierno electo de Evo Morales en 2019.

Ante esto, Luis Arce hizo un llamado a la reflexión a este grupo de golpistas que se encuetran en las puertas de los cuarteles. “Existen grupos minoritarios en Bolivia que lastimosamente no aceptan la voluntad popular expresada en urnas y pretenden enfrentarnos. Ratificando nuestro compromiso con la vida, la paz, la democracia y el respeto a la institucionalidad de las FFAA” manifestó.

Esta reacción contra la voluntad popular es un botón de muestra de una situación interna muy caldeada en Bolivia por espacios políticos que se niegan a aceptar la democracia. Se suma a esto las expresiones del ex jefe de la policía, David Flores Mancilla, que convocó a un gobierno militar-civil-policial-campesino. Se trata de un ex oficial que en agosto de este año difundió un video ofreciéndose a viajar a “capturar” ilegalmente a Evo Morales y llevarlo frente a la justicia de la presidenta de facto Jeanine Añez.

Por otra parte, en plena transición de poder se conoció que tanto Añez, como parte de su gabinete, serán sometidos a juicios, por recomendación de la Comisión Especial que investiga lo sucedido en los pueblos de Sacaba y Senkata. En el primero, el 15 de noviembre de 2019 ante una protesta social, 11 personas fueron asesinadas y otras 120 resultaron heridas por la represión policial. En la segunda, la policía también asesinó a 11 personas e hirió a otras 78. A la presidenta se le apunta por haber dado lugar a la represión y muerte al haber firmado el decreto que habilitaba a las fuerzas armadas a intervenir contra la protesta social. Ante esto, Añez, en un intento de poner en escena presuntas persecuciones políticas en su contra, manifestó “El MAS recupera su costumbre de enjuiciar a los que piensan distinto. Por eso hay que recordarle que la democracia no sólo es el gobierno de la mayoría. Además, es el gobierno ajustado a ley y es el gobierno que respeta la libertad”.

En otro orden de cosas, en un plenario de la OEA, el representate de México, integrante del grupo de Puebla, Maximiliano Reyes Zúñiga, pidió la renuncia del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, por su actuación en el golpe de estado en Bolivia de 2019. Manifestó que la organización no ha actuado dentro del orden institucional que le corresponde, como veedora de la elección, sino que “utilizó de manera facciosa a la misión de observación electoral para denunciar, prematuramente, un supuesto fraude que nunca existió”. Algo que se suma a las expresiones del nuevo presidente de Bolivia, Arce, que manifestó en una entrevista en Página/12 “No estamos felices de recibir ningún piropo de la OEA, todo lo contrario, estamos indignados porque vinieron con la misma gente que el año pasado” dejando en claro que el organismo tenía todo listo para un nuevo apoyo a las fuerzas de derecha, algo que la voluntad popular no permitió.

Categorías:Actualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s