Actualidad

MORIR IGNORADO

Se desarrolló una protesta de los profesionales de la salud en las puertas de la jefatura de gobierno porteño en Parque Patricios. Reclamaban salarios dignos y reconocimiento de las carreras profesionales. Mientras se desarrollaba, Alejandro Hakim, de 59 años, jefe de Obstetricia del Hospital Ramos Mejía, murió por un infarto.

Como una triste paradoja del destino, la desidia a la que ha llevado la administración del PRO, encabezada por Horacio Rodríguez Larreta, a los trabajadores de la salud en la Ciudad, hace que dejen la vida, no sólo en los hospitales, sino también reclamando por condiciones laborales. Este 3 de diciembre, mientras se celebraba el día del médico, y se realizaba un paro en los 34 hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires. Hakim se desempeñaba como jefe de obstetricia del Hospital Ramos Mejía, es decir, era el encargado del área que ayuda a dar vida. Encontró su muerte luchando por mejores condiciones laborales.

El desprecio del gobierno de la Ciudad para con los trabajadores de la salud no es nuevo. Pero en pandemia, cuando más necesitamos de quienes ponen su vida para salvar otras, quedó más evidente la falta de apoyo del estado. Desde hace tiempo vienen exigiendo las enfermeras y enfermeros el reconocimiento de la carrera profesional. Pero lo único que obtuvieron fue represión de la policía de la Ciudad en las puertas de la legislatura. Los trabajadores del Hospital Ramos Mejía, donde trabajaba Hakim, debieron realizar una medida judicial contra el gobierno porque no le proveían los elementos de protección necesarios para combatir al Covid-19. De hecho en junio de este año, la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, confirmó una medida cautelar que instaba al gobierno de Larreta a proveer a los trabajadores los EPP. Lo último fue un magro aumento salarial del 15%, en cuotas del 5% a cobrar recién en 2021, luego de un año de salarios congelados. Esto pone en condiciones muy vulnerable a los profesionales de la salud ya que corren muy por detrás a los índices de inflación del país.

Ante esta situación, la representante de la Asociación de Licenciados de Enfermería, Carolina Cáceres expresó a este medio que “nos morimos luchando contra la pandemia y contra la precarización laboral. No puede ser esta situación, en el día del médico que muera un médico luchando por un salario digno. Es una vergüenza, es una aberración a la que nos está empujando este gobierno”.

Por ello, es que se desarrolló la movilización sobre la Avenida Caseros, en el Parque Patricios, en las puertas la Jefatura de Gobierno Porteños. En ese contexto murió Alejandro Hakim, quien era padre de 2 hijos y responsable de una de las áreas más importantes de uno de los hospitales públicos más grandes de la Ciudad.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s