Actualidad

ELECCIONES EN VENEZUELA: VICTORIA DEL OFICIALISMO, PERO CON BAJA PARTICIPACIÓN

Este domingo se realizaron las elecciones parlamentarias en la República Bolivareana de Venezuela. Se renueva toda la Asamblea Nacional por los próximos 5 años. Se decidieron los nuevos 277 representantes. El oficialismo, se presentó en un frente electoral integrado por más de 5 espacios políticos, logró el triunfo con el 67% de los votos, aunque la participación fue del 31% del electorado. De este modo recobró la mayoría en la Asamblea. La oposición optó por la estrategia golpista, no se presentó a la contienda y no reconoce los resultados.

El gobierno de Nicolás Maduro festejó la amplia victoria porque se vuelve a quedar con la asamblea que había perdido en las elecciones del 2015. Pero la escasa participación dio lugar a que parte de la oposición, representado por Juan Guaidó, festejara que la democracia no haya tenido una alta participación, argumentando una supuesta oposición popular contra el sistema electoral. De 20.719.421 de personas registradas para sufragar participaron 5.264.104, un registro similar al del 2005 cuando la oposición mayoritaria tampoco participó. Los comicios contaron con 16 auditorías previas, con veedurías de representantes internacionales, pero aún así la oposición que no participó continúa denunciando fraude. Maduro había anunciado que dimitirá a su cargo si perdía la elección.

“Felicitaciones a todo el pueblo venezolano por demostrar una vez más su alta vocación democrática, que dirime sus diferencias a través del ejercicio del derecho al voto” manifestó el Consejo Nacional Electoral al finalizar el escrutinio electoral. Mientras el presidente, Nicolás Maduro, celebró los resultados marcando “Ganamos con votos, vencimos a la oposición maligna y podemos decir que viene un cambio de ciclo, positivo, virtuoso, de trabajo y recuperación”. El principal opositor, Juan Guaidó, manifestó “Hoy la mayoría de Venezuela le dio la espalda a Maduro y a su fraude. La crisis solo se va a profundizar y estamos obligados a mantenernos de pie hasta lograr soluciones” en una frase que aventura nuevas intervenciones al orden constitucional, intentos ya desarrollados en los últimos años con el apoyo de EEUU y los gobiernos de derecha de la región.  

El Poder Público Nacional de Venezuela se divide en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral. El Poder legislativo lo ejerce la Asamblea Nacional, que hasta este momento lo ocupaban 167 diputados, pero que a partir de estas elecciones aumenta a 277. De la contienda participaron 107 organizaciones políticas y hay 140 mil postulantes. Con la particularidad de la elección de 3 representantes indígenas para la cámara. 

Hasta este año la mayoría en la Asamblea la ejerce la oposición con 109 escaños, lo que le daba una mayoría calificada, producto de las elecciones de 2015 en donde la Mesa de Unidad Democrática había alcanzado el 65% de los votos, contra el 32% del PSUV. Sin embargo, nunca llegó a ser tal, dicha mayoría ya que 4 diputados fueron impugnados por el Tribunal Constitucional. Sin embargo, esta victoria del frente oficialista le da el control sobre la Asamblea. El no presentarse por parte de la oposición es una demostración de que no intentará seguir el orden democrático y constitucional. Sino que apelará a los intentos destituyentes.

El padrón tiene 20.719.421 en condiciones de votar, pero en Venezuela el voto no es obligatorio, por ello, y ante la ausencia de la oposición, es que el porcentaje de participación fue bajo. Esta poca persuasión para la participación ciudadana representa una derrota simbólica para el oficialismo, que pretendía demostrar el apoyo al gobierno desde las urnas.

Las denuncias de fraude por parte de la oposición no muestran grandes fundamentos. El sistema electoral venezolano es de una complejidad y de un proceso en principio difícil de manipular. Cuenta con siete instancias de verificación de los votos. Se cuenta con el voto físico, con la memoria interna y la externa de las máquinas en las que se vota, con el acta de escrutinio de las mesas, con el voto electrónico trasmitido a los centros de totalización, con el acta electrónica de las mesas transmitidas a los centros de totalización y con el acta de totalización. Este mismo sistema le dio la victoria a la oposición en el 2015, reconocida por el oficialismo. Y además, se contó con veedores internacionales y un proceso de 16 auditorías previas que comenzaron en julio de 2020 y que continuarán hasta enero de 2021.

En este sentido, la no participación de la oposición representa una oportunidad perdida si quieren demostrar que el pueblo les delega el poder. De todas maneras, convocaron a un plebiscito no vinculante y que se realizará de manera telefónica para el próximo 12 de diciembre en el que intenta justificar las próximas acciones destituyentes que generaran. Acciones fogoneadas desde el exterior. De hecho, ya se pronunciaron al menos 16 países de la región desconociendo los resultados de este domingo. Ellos, todos, con gobiernos alineados a EEUU, que ejerce desde hace años un bloque asfixiante para la economía y para la vida de los venezolanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s