Actualidad

CASO PÍPARO: EL DISCURSO HECHO CARNE

Carolina Píparo sufrió una de las tragedias más grandes que le pueden suceder a una persona. A punto de dar a luz fue víctima de una salidera bancaria en donde los delincuentes le dispararon, esto le provocó un parto prematuro y su bebé no resistió más de una semana hasta que falleció. Por este terrible hecho, cinco personas fueron condenadas a prisión perpetua y repercutió en una serie de políticas de seguridad vinculadas al ingreso y permanencia dentro de las sucursales bancarias.

Para Píparo esto fue una catapulta para una carrera política con eje fundamental en un discurso mano dura, justificador del accionar excesivo de la policía y legitimador de la “justicia por mano propia”, hecho carne este viernes 1 de enero cuando su marido, después de un supuesto asalto de motochorros, persiguió a un grupo de jóvenes en moto, que nada tienen que ver con el robo, los atropello y arrastró varias cuadras. Todo esto sazonado con el encubrimiento del gobierno municipal de La Plata, del cual Píparo forma parte como secretaria de asistencia a las víctimas y política de género.

La carrera política de Carolina Píparo está íntimamente ligada, o mejor dicho, fundamentada en la desgracia personal. Después del hecho del 29 de julio de 2010, la actual diputada provincial, comenzó a formar parte de organizaciones vinculadas a víctimas de delitos, desde donde se hace lobby para la aplicación de políticas represivas. Una de ellas es la Asociación Usina de Justicia, cuya referente es Diana Cohen Agrest -madre de un joven víctima de homicidio- que desarrolla un discurso muy relacionado con la defensa de la policía y de la doctrina Chocobar. Cuando le preguntaron en Infobae a Cohen Agrest sobre la necesidad de aplicar dicha doctrina respondió “Yo creo que sí. Pero no es solo la doctrina Chocobar. También pasa en casos de autodefensa. ¿Acaso es posible que una persona pueda hacer todas las distinciones que hacen los jueces que están sentados atrás de un escritorio en diez segundos cuando te están amenazando con un revolver? Yo estoy esperando que le maten un hijo a un juez para ver hasta dónde sostiene su teoría”.

El perfil discursivo de Píparo, a quién le gusta hablar de “justicia justa” en lugar de “mano dura”, no tardó en cautivar al PRO. Por el posicionamiento mediático como víctima vindicadora y el conocimiento público por su tragedia familiar, fue cooptada para integrar la Fundación Pensar, que es supuestamente el “laboratorio de ideas” del partido de derecha. Desde allí abonó durante el mandato del macrismo a las políticas represivas que desarrollaron desde la gestión nacional, con Patricia Bullrich a la cabeza, y la de la provincia de Buenos Aires, con Vidal y Ritondo. Una gestión que fue la más represiva de la historia democrática argentina, las fuerzas de seguridad asesinaron una persona cada 22 horas durante los años macristas.

En ese contexto, y con el viento a favor para sus ideas, Píparo integró la lista de candidatos a la legislatura bonaerense para las elecciones de 2017, lugar que consiguió por su cercanía al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación de entonces, Emilio Monzó. En sintonía fina con la política represiva de María Eugenia Vidal, Carolina Píparo acompañó fielmente la gestión. Recientemente ante el aumento en la agenda pública de los casos de delitos ponderó los años macristas “Que la inseguridad esté en alza en las encuestas tiene que ver con la falta de confianza en las instituciones, una confianza que se había logrado en los últimos cuatro años”.

Sin embargo, justifica la necesidad de acción directa de los ciudadanos en el combate contra el delito. Ante el caso de un panadero que mató a un ladrón que robo su comercio y el accionar de la justicia dijo “el vecino siente que no va a pasar nada”. Y sobre los casos del médico Lino Villar Cataldo y el jubilado Jorge Ríos, quienes mataron a dos personas que intentaron robarles expresó “Los dos me dijeron la misma frase: ‘Yo me arruiné la vida’. Y esa frase nunca la escuché en la cárcel. Entonces, pareciera que, en esta Argentina, donde el viernes va a empezar el juicio a [el policía Luis] Chocobar, el delincuente tiene todas las excusas para hacerlo y quien hace las cosas bien termina, obviamente, juzgado”

Este discurso mano dura Píparo lo hace gestión desde su banca de diputada provincial. Entre los proyectos de ley que impulsó podemos ver uno sobre el uso de armas eléctricas por parte de la fuerza policial. Además de un proyecto de derechos y garantías de las víctimas de delito. Asimismo, desde el cambio de gobierno en la provincia tuvo una fuerte participación opositora exigiendo pedidos de informes sobre diferentes situaciones, algo que no realizó durante la gestión de Vidal. Uno de los pedidos de informe es en apoyo al levantamiento policial de septiembre de este año, exigía que se informe si se realizó el aumento prometido. Además, realizó un pedido de informe sobre los motines sucedidos en las cárceles de la provincia entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre, en Melchor Romero, Florencio Varela, Campana y San Martín. En él cuestiona el uso de celulares por parte de los internos durante la pandemia y ante la falta de visitas. También hizo un pedido de informe sobre las tomas de terrenos en la provincia, haciendo foco sobre la estigmatización de las personas que las realizan. “Según se podría constatar, dichas usurpaciones en su gran mayoría no son perpetradas por personas en situación de calle, sino por grupos organizados que llegan en la noche con camiones y se valen de la violencia y amenazas” dice en los fundamentos el proyecto firmado por la legisladora Píparo.

Queda claro el pensamiento de Carolina Píparo. Por eso no resulta sorpresivo lo sucedido en la madrugada de año nuevo, cuando su esposo persiguió durante varias cuadras a un grupo de motos que creyó que eran quienes, supuestamente –dado que aún no se probó-, les habían robado.  Un discurso hecho carne y justifica desde la desgracia personal en un caso en donde la justicia sí dio respuestas, los responsables del crimen de su bebé están condenados con sentencia perpetua. Sin embargo, como funcionaria pública decide llevar adelante líneas de trabajo lejos de la contención social y cerca al método represivo.

Categorías:Actualidad

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s