Actualidad

IMPUTAN A GRANDES EMPRESAS POR DESABATECIMIENTO

La secretaría de Comercio Interior de la Nación decidió realizar una imputación sobre once grandes empresas por retenciones en sus volúmenes de producción o falta de entrega de determinados productos para su comercialización. Se les dará un plazo de 5 días hábiles para demostrar porque incumplieron con el abastecimiento del mercado interno, que generó aumento de precios de productos esenciales como alimentos, productos de limpieza y cuidado personal.

El gobierno, a partir de la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores decidió imputar a Mastellone (dueña de La Serenísima), Fargo, Aceitera General Deheza (AGD), Danone, Molinos Río de la Plata, Molinos Cañuelas, Bunge, Unilever, P&G, Paladini y Potigian por retenciones en los volúmenes de sus producciones. Esto se da luego de verificar que no estaban utilizando su capacidad instalada total para la producción, o bien están stockeando artículos que no se comercializan, lo que genera un desabastecimiento del mercado interno y un consecuente aumento de precios.

Las empresas habían sido intimadas a “incrementar su producción hasta el más alto grado de su capacidad instalada y arbitrar los medios a su alcance para asegurar el transporte y distribución con el fin de garantizar satisfacer la demanda” como establece la resolución 100/2020 creada en el marco de la emergencia sanitaria, pero lo incumplieron.

La Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores realizó fiscalizaciones en distintos centros comerciales en donde identificaron faltantes en las góndolas de productos de consumos masivos. Por ello se inspeccionó los inventarios de producción y stocks de las empresas. De allí surgieron las irregularidades.

Por ejemplo, de Unilever, empresa que se dedica a la producción de elementos de higiene personal y artículos de limpieza, se detectó una caída del 100% de la producción de aderezos. Danone registró una disminución en la producción y despacho de quesos cremas y postres. P&G redujo de forma significativa el stock de pañales y detergentes. Fargo redujo el stock de ravioles, ñoquis, tapas de empanadas y pan lactal. AGD y Molinos Rio de La Plata redujeron los inventarios de sus productos, (aceites, harinas y productos a base de arroz). Bunge redujo el despacho de aceites embazados y variación negativas en stocks de harinas. Al mismo tiempo, informó el gobierno que Potigian, Molinos Cañuelas y Paladini no aportaron información al detalle.

Esto llega en un momento en que la inflación está en niveles altísimos, sobre todo en alimentos, y mientras el gobierno intenta pactar con esta misma clase de empresarios acuerdos de precios para “intentar” aliviar el bolsillo del pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s