Actualidad

VERGÜENZA NACIONAL

El ministerio de salud de la Nación tiene un Vacunatorios VIP en dónde funcionarios, políticos, empresarios y periodistas “amigos” saltaban la línea de espera para inmunizarse de Covid-19. Todo salió a la luz por la confesión de Horacio Verbitsky de que había sido vacunado por amiguismo. Esto derivó en un escándalo y un pedido de renuncia del ministro Ginés González García. Entre la inmoralidad y la presunción de operación, es uno de los casos más desvergonzado de la historia Argentina.

En 1953 en medio de un escándalo por la exportación de carne, en donde estaba involucrado el hermano de Evita, Perón había expresado “Iría a la cárcel hasta mi propio padre si fuera ladrón. Porque robar al pueblo es traicionar a la patria”. No sé trata de andar pidiendo prisiones por el “vacuna gate”, pero si marcar que es una de las inmoralidades más grandes vistas en la historia de nuestro país.

En un momento de escasez de vacunas, lo que limita a la inmunización colectiva del pueblo, en especial de los grupos de riesgo, que exista una oficina en pleno Ministerio de Salud de la Nación, resulta una verdadera decepción para con aquellos y aquellas que creen que la gestión del ministro Ginés González García había sido de lo mejor de un gobierno que en un año y medio no termina de encender los motores.

La reacción de la conducción del gobierno nacional, más precisamente de Alberto Fernández, fue rápida y determinante, pedido de renuncia y repudió al accionar de su funcionario. Además, de un rápido nombramiento de Carla Vizzoti, ex secretaria de acceso a la salud, en la cartera de salud. Nota aparte ¿Siendo parte del ministerio, Vizzoti no sabía nada del Vacunatorios VIP?

Ginés difundió su carta de renuncia en las redes, dónde justificó su accionar en qué los vacunados eran parte de la población de riesgo y con una triste acusación contra su secretaria.

Quedarse con la figura de Horacio Verbitsky sería quedarse corto y simplista en el análisis de esta vergüenza nacional. Sobre todo cuando fueron beneficiados con la vacunación diputados, senadores y hasta sindicalistas con su familia. Los nombres más resonantes son los del diputado nacional y cercanísimo del presidente Alberto Fernández, Eduardo Valdés, quién dijo que “no sabía que era algo ilegal” la vacunación de espaldas al pueblo. Otro nombre es el senador nacional, y muy cercano de la vicepresidenta, Jorge Taiana. Ambos serían parte de la comitiva que viajaba junto al presidente a su gira en México, pero fueron bajados del avión. Por otra parte, medios hegemónicos, de los cuales se pueden fiar cada vez menos, hablan de la inmuzación ilegal de Hugo Moyano y parte de su familia.

Lo cierto es que esté gobierno asumió con la promesa de “volver mejores”, como respuesta a cierta parte de la sociedad que cree que en los 12 años kirchneristas hubo hechos de corrupción. Ciertas o no estas acusaciones, poco aporta este hecho al intento de mostrar una imagen más “limpia” de la fuerza política. Desplegar un plan vacunación equitativo, sin privilegios, salvó por el riesgo de las distintas poblaciones era algo en lo que el gobierno no podía fallar y lo hizo. La salida del ministro es justa y necesaria, a pesar de que haya habido logros en su corta gestión, no se puede justificar los privilegios ni el amiguismo con algo tan esencial como la esperanza de cura de tantas personas.

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s