Actualidad

CHUBUT: LA MEGAMINERÍA EL TELÓN DE FONDO DE UNA PROVINCIA EN LLAMAS

En las últimas semanas la provincia de Chubut fue noticia a nivel nacional por los incendios sucedidos en la Comarca Andina, por la agresión a la comitiva presidencial, pero fundamentalmente por la organización popular para el rechazo al proyecto minero que impulsa el gobernador Mariano Arcioni.

Muchas veces estas noticias trascienden a nivel nacional por la interpretación y lectura de los medios hegemónicos, lo que hace perder detalle y perspectiva de la situación vivida. Por eso, la mejor manera de conocer la realidad de lo que sucede a 1800 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires es a partir del testimonio de las personas del lugar. Así es qué, El Búho realizó una entrevista a Silvina Borgia, integrante de la Asambleas No a la Mina de Esquel, quién detalló la situación de los incendios, dio su versión sobre el incidente con Alberto Fernández y explicó en detalla la crisis provincial y el lobby político para imponer la megaminería.

En la Comarca Andina se produjeron seis focos de incendio de bosques nativos. Que tuvieron su epicentro en El Hoyo y Lago Puelo, donde las comunidades vieron como el fuego terminaba con todas sus pertenencias. Se quemaron 300 viviendas y un importante número de bosques nativos, se perdió fauna y hubo 3 personas fallecidas. “Lo que ocurrió fue fatídico” expresó Silvina Borgia quien manifiesta creer que estos incendios son “intencionales e intencionados” y le llama la atención que se produjeran en El Hoyo y Lago Puelo. “No llegó a Epuyén, ni tampoco nunca estos incendios llegan a las plantaciones de pino que tienen en la estancia de Benetton, por ejemplo. Así que consideramos que fue muy selectivo y aleccionador” expresa Borgia.

Usted se podría preguntar ¿Por qué surge el nombre de Luciano Benetton, empresario textil que posee un estimado de 900 mil hectáreas en el sur argentino? Silvina detalla que en la estancia del empresario italiano se encuentra una plantación de pino, que es una planta exótica para la zona, altamente inflamable, que consume gran cantidad de agua y desertifica la tierra. Estos fueron plantados en reemplazo de los bosques nativos de la zona, por lo que fue denunciado por las comunidades ya que son muy combustibles por su alto contenido de resina. Por eso, que el fuego no haya llegado hasta la propiedad de Benetton muestra la intencionalidad del origen de los incendios.

LA AGRESIÓN AL PRESIDENTE, LOS INFILTRADOS Y LA PERSECUCIÓN A LA MOVILIZACIÓN

La llegada del presidente, Alberto Fernández, a la zona del desastre, el sábado 13 de marzo también generó polémica. Dado que, gente de las comunidades en donde el fuego arrasó con todo, movilizó al lugar donde estaba el primer magistrado, y en la salida hubo insultos, golpes a la camioneta que llevaba al presidente y piedrazos que rompieron los vidrios del vehículo. Si bien desde el gobierno provincial apuntaron contra los manifestantes, muchos de los cuales integran las asambleas de no a la mina, también hubo denuncias de infiltrados, todo sazonado con la presencia de patotas de la UOCRA, que parecen ser utilizadas como fuerza de choque del gobierno de Arcioni.

Silvina Borgia menciona que los manifestantes en realidad no fueron a buscar directamente al presidente, sino que el objetivo era mostrar su descontento con el gobernador Mariano Arcioni, un personaje central en toda esta historia, porque es quien impulsa el proyecto minero, en una provincia que bajo su administración se encuentra en una crítica situación social, económica y política. “Sospecho que tiene que ver más con la presencia del gobernador, que el día anterior había estado por la zona en una suerte de recorrida muy cuidada, muy silenciada. De hecho, estuvo por el aeropuerto de Esquel y fuimos con nuestra bandera para expresarle nuestra posición y reclamarle, porque él ganó las elecciones porque la gente que lo votó, entre otras cosas, lo hizo porque decía que no iba a aprobar la mega minería”. Por eso la presencia de Arcioni sería la que dispara toda la situación vivida. “Las asambleas no somos violentas para nada, siempre nos hemos manejado de manera muy pacífica, lo que pasa es que hace mucho tiempo que venimos advirtiendo de que estamos en un estado de zozobra y de crisis que la verdad nos lleva a una situación muy peligrosa” expresa Borgia, integrante de la Asamblea No a la Mina Esquel.

LA REZONIFICACIÓN, DESASTRE AMBIENTAL DISFRAZADO DE PROYECTO PRODUCTIVO

Y es que como telón de fondo de toda esta situación se encuentra la entrada de la megaminería en la provincia. El gobierno chubutense intenta llevar adelante un proyecto de rezonificación minera con un alto grado de rechazo popular. Y como todo tiene que ver con todo, las asambleas ven en los incendios las intenciones de los pro minería detrás. “Nosotros consideramos que estos incendios en el medio de la presentación de este proyecto de zonificación están asociados directamente con el extractivismo” manifiesta Borgia. Y esto se debe a que “es zona donde hay oro, donde se quiere correr a la población y donde se quiere seguir intentando el extractivismo” agrega Silvina.

Desde hace 18 años en Esquel se organizaron las Asambleas para decirle No a la Mina, a partir de una investigación de dos docentes de la Universidad San Juan Bosco, que estudiaron el impacto que tendría la minería en la provincia. En 2003, mediante un plebiscito no vinculante, donde se consultó al pueblo sobre la entrada de la minería en la provincia, más del 80% la rechazó. Esto dió lugar a la sanción de la ley 5001 que prohíbe la minería a cielo abierto y el uso del cianuro. También establecía que en un plazo de 120 días desde su sanción se podían presentar pedidos de rezonificación para facilitar la explotación minera.

Sin embargo, los vecinos que rechazaban la minería creían que había aspectos débiles de esta ley, porque por ejemplo, permitía la explotación minera en el cordón de Esquel. Por eso, en 2013, valiéndose un recurso de democracia directa consagrado en la constitución de la provincia, que es el de iniciativa popular, presentaron otro proyecto de ley para mejorar la calidad legislativa que ampare contra la megaminería. Sin embargo, en el tratamiento legislativo el diputado Muñiz, a partir de una negociación espuria con un gerente minero, logran modificarla para favorecer a la minería, cuando este tipo de leyes no permiten modificaciones, en lo que fue considerado todo un escándalo. Luego, Das Neves deroga le ley, pero no da lugar para volver a tratar el proyecto original. 

Mariano Arcioni vicegobernador en el segundo mandato de Das Neves inicia el camino al congreso nacional con el lema “No a la minería”. Cuando resulta electo el gobernador muere, entonces Arcioni toma la gobernación de Chubut.  “A partir de ese momento, nosotros por información, por trascendidos y fuentes confiables empezamos a conocer que él quería implementar la zonificación” dice Borgia. Arcioni cambia su discurso y comienza a presionar para que la actividad minera entre en la provincia. Por ello, se le inicia una denuncia por “falsedad idelógica”.

LOS VOTOS NO ESTÁN POR LA RESISTENCIA POPULAR

En los últimos 3 años hubo varios intentos de rezonificar para la explotación minera, pero la movilización popular mantenía alejada esa posibilidad. Ante esta situación latente el pueblo de Chubut volvió a presentar en 2020 una segunda iniciativa popular para impedir el avance de la minería. “Volvimos a tomar nuestro proyecto de ley y juntar las firmas en la peor situación, en plena pandemia, en una crisis económica, social, política, climática (porque a todo esto tuvimos un invierno muy nevador, tuvimos la meseta inundada de nieve, fue realmente muy crítica la situación climática en la provincia)” manifiesta Silvina Borgia. Necesitaban 13500 firmas y lograron juntar en un mes y medio 30916. “Dejamos de juntar firmas porque queríamos presentar el proyecto, porque cuánto antes lo presentemos antes entraba en la legislatura” expresa Silvina. 

Al mismo tiempo el gobernador Arcioni presenta el pseudo proyecto productivo para la meseta, con una presentación virtual en la que participó el ministro de desarrollo productivo de la nación, Matías Kulfas. En simultáneo los dos proyectos comienzan su camino legislativo, con la diferencia que el de iniciativa popular entra en varias comisiones para su aprobación y el presentado por el legislativo sólo va a una. “Ahí empezamos una cuenta contra reloj, nos volcamos a la calle en un estado de alerta y movilización constante,  además presentamos una denuncia por falsedad ideológica contra el presidente, presentamos una denuncia contra el proyecto de zonificación” manifiesta Borgia.

Las asambleas plantean la ilegalidad y la inconstitucionalidad de este proyecto minero porque no respeta los 120 días para la rezonificación que plantea la ley 5001, no respeta el tratado internacional Escazú, al que adhiere Argentina, que establece que la población debe estar informada y de acuerdo con las rezonificaciones; tampoco cumple con el acuerdo 161 de OIT plantea que no se puede iniciar nada, ni siquiera la exploración, en territorio mapuche-tehuelche sin una previa consulta a la comunidad.

“Al proyecto no lo pudieron votar el año pasado. Este año quisieron hacerlo en extraordinarias , y cuando estuvo el rumor salimos a la calle masivamente, y no consiguieron los votos en comisiones. Más sumado a que una de nuestras denuncias sobre falsedad ideológica conseguimos que la jueza que se había declarado incompetente, por 24 horas dictará una medida, de la cual después se desdijo, porque obviamente la presión política es terrible” manifiesta Silvina Borgia. 

En el incio del ciclo legislativo de este año el gobernador Arcioni salió fuertemente con un discurso minero, con expresiones que desde las asambleas ven como provocaciones. “Fue una declaración de guerra, utilizando nuestras frases, como “El agua vale más que el oro” y cosas por el estilo, en una clara señal de burla”.

El proyecto se presentó en la legislatura y obtuvo estado parlamentario. Sin embargo, hasta el momento no es tratado en el recinto porque los votos para la aprobación no están, “Y no los tienen porque es tan fuerte la resistencia y es tan fuerte el grito de que no tienen licencia social, que la verdad hay que levantar esas manos en las comisiones” dice Silvina Borgia.

Ante esta situación la diputada Leila Lloyd Jones rompió con el bloque oficialista y armó un bloque independiente desde donde plantea un proyecto para que se retire el proyecto de rezonificación. Aunque desde las asambleas apoyan esta iniciativa, saben que hay legisladores que van a “levantar la mano”. 

EL ROL DEL ESTADO NACIONAL

Por otra parte, está el rol del estado nacional. Desde las asambleas creen que el gobierno de Alberto  Fernández es socio de Arcioni en esta iniciativa. “El presidente nos dice, por un lado, que somos un país federal y las provincias tienen decisión y voto sobre sus bienes comunes, pero por otro lado, envía a Matías Kulfas para vender proyectos a Canadá” dice Borgia. Quién además apunta que Fernández tiene un doble discurso, “dice que  nosotros le tiramos piedras y él nos tira vacunas, y no se da cuenta cuál es la situación que está viviendo la provincia” sentencia. 

Para conocer más sobre las asambleas contra la minería ingresar en https://noalamina.org/ o buscarlas en Twitter y Instagram como @Noalaminaesquel

Foto: Euge Neme para Agencia Tierra Viva

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s