Actualidad

“MIENTRAS A NOSOTROS NOS ESTÁN CAZANDO, EN EL CERRO LAS MINERAS SIGUEN PERFORÁNDO”

El sábado en la ciudad catamarqueña de Andalgalá vecinos marcharon, como cada sábado, en una caminata contra la minería y en defensa del agua. Esta manifestación contaba con una relevancia superior ya qué en la zona se intenta llevar adelante un proyecto minero, denominado MARA, que pone en peligro el medioambiente. Mientras se realizaba la caminata un grupo de personas atacó las oficinas de la minera Agua Rica, que intenta desarrollar el proyecto. Tiraron bombas molotov rompieron las puertas, entraron y quemaron las oficinas y camionetas. Este lunes, la fiscal Soledad Rodríguez, que posee vínculos con las empresas mineras, emitió órdenes de detención para miembros de la Asamblea El Algarrobo, quienes organizan la caminata, y la policía salió a reventar casas de asambleístas, golpear a las personas, plantar pruebas y detenerlos. Mientras se pide por la liberación de los detenidos desde la asamblea denuncian la participación de infiltrados y la liberación de la zona por parte de las fuerzas de seguridad.

El Búho pudo contactar a un miembro de la Asamblea El Algarrobo, a quién mantendremos en el anonimato dado el peligro que conlleva publicar su nombre y las represalias que puede tener por parte del poder catamarqueño que es funcional al lobby de las empresas mineras. Esta persona nos relató que hasta el momento se conoce que hay 7 personas detenidas, 6 hombres y una mujer, que fueron violentados de sus domicilios y algunos de ellos sufrieron golpizas por parte de los efectivos de la policía provincial. En particular destaca el nombre de Aldo Flores, un hombre de 72 años que fue sustraído de su domicilio de forma violenta y presenta signos de golpes en su cuerpo. Además, remarca que la policía entró en los domicilios en busca de pruebas para vincularlos con los ataques a las oficinas de Agua Rica del pasado sábado. Pero al no encontrar nada, tomaron como evidencia cosas de uso diario de las familias. Por ejemplo, a una integrante de la asamblea la detuvieron por poseer en su casa un bidón de nafta, el cual utiliza para encender la cortadora de césped de su domicilio. También denuncian que en otros arrestos plantaron cartuchos de balas.

Asimismo, desde la Asamblea destacan que fue llamativa la falta de personal de seguridad en la marcha del sábado. Inusual para este tipo de movilizaciones tan masivas, participaron aproximadamente 3 mil personas, sobre todo teniendo en cuenta que sobre Andalgalá rige una emergencia sanitaria por la pandemia, por la que se trasladaron un importante número de oficiales de la policía de la provincia hasta este departamento. “Nos parece muy evidente que hubo una liberación de la zona” manifiestan desde la Asamblea. Por eso, rápidamente salieron a rechazar que sean miembros de la Asamblea las personas que perpetraron el ataque y a denunciar infiltrados. “Denunciamos estos hechos violentos, en los que no estamos para nada de acuerdo, y que no representa el accionar que como asamblea socio ambiental tenemos” manifiesta el asambleísta quién insiste en que la violencia no es el método de protesta que tienen para llevar adelante desde la Asamblea. “Hace 11 años que nosotros venimos caminando. Tenemos 589 caminatas y siempre fueron pacíficas” agrega.

Tras los incidentes del sábado este lunes los vecinos de Andalgalá despertaron con la militarización de las calles para detener a los presuntos autores de los hechos de violencia. “Parece que hoy (lunes) se levantaron para ir a ver los videos” expresan desde la asamblea. Y es que la fiscal subrogante, Soledad Rodríguez, emitió las órdenes de detención que llevaron adelante los efectivos policiales. “Está muy de moda criminalizar la protesta, como pasó en Chubut cuando le tiraron piedras al presidente también salieron a buscar a los asambleístas, pero en realidad eran infiltrados. Nos pasó prácticamente lo mismo” expresa el asambleísta. Lo cierto es que sobre la fiscal Rodríguez pesan sospechas de parcialidad en favor de las empresas mineras. Esto se sustenta en sus antecedentes como asesora legal empresas del sector, además fue nombrada como síndico de la minera El Altiplano, todo esto antes de asumir como fiscal.

Incendio en oficinas de Agua Rica

LA MINERÍA SIN LICENCIA SOCIAL

El proyecto minero Agua Rica tuvo esta denominación hasta el 15 de febrero de 2010 cuando la movilización popular, una movilización fuertemente reprimida, lo frenó. Se trataba de un proyecto de explotación minera a 17 kilómetros del departamento de Andalgalá y que afecta la naciente de los ríos que abastecen al departamento. En 2010 se rechazó el proyecto, hubo presentaciones de la Corte Suprema de la Nación que logró paralizarlo, también hubo una medida cautelar de la misma corte. Además, las empresas necesitan una la Licencia Social para la explotación minera, que no poseen, y también violan la ley general del ambiente y la de ambiente glaciar y peri glaciar. Asimismo, se viola la ley de bosques nativo y dos resoluciones del ministerio de minería.

Tras 6 años de paralización la empresa canadiense Yamana Gold, a cargo de la explotación de Agua Rica, decide realizar un proceso de integración con la minera Bajo La Alumbrera para utilizar los recursos en desuso de esta mina que se encuentra desactivada. La Alumbrera es la primera mina a cielo abierto que se realizó en Argentina en 1997, que terminó con su producción y que no cumplió con el cometido que prometían los dirigentes políticos de entonces, llevar progreso a Catamarca, muy por el contrario, en la actualidad la provincia sufre el desastre de una pobreza creciente.

Lo cierto es que la integración de estas mineras genera que el proyecto se denomine MARA. Este Pretende realizar la explotación de oro y cobre por 25 años. Estiman que en los primeros 10 años se extraerán 240 mil toneladas de cobre, y a esto hay que sumarle oro, molibdeno y plata. Sin embargo, el problema es el impacto ambiental que dejará. “Se resiste mucho la actividad minera ya que al estar emplazada en nuestros ríos sufre una gran amenaza el equilibrio del agua que estamos tomando, el equilibrio del ambiente, hay que tener en cuenta el aire que vamos a respirar y las partículas que van a estar suspendidas” manifiestan desde la Asamblea. Y es que los técnicos de la Asamblea pudieron acceder a los estudios de impacto ambiental que manifiestan que habrá daños irreversibles. “El principal impacto es el consumo de agua, ya que nosotros al estar en una zona árida, sufrimos por el agua”. La provincia le concesionó 20 mil litros de agua por día a la minera, que en su estudio de impacto ambiental no dice cuánto tiempo lo va a utilizar. En un año sería 7 millones 300 mil litros. En Andalgalá hay lugares que el agua no llega y se va sectorizando el suministro. También para la agricultura es terrible el déficit hídrico, este año se perdió mucho por la sequía. Después de que la provincia aprobó este otorgamiento a las mineras, dictaron la ley de emergencia hídrica en todo Catamarca. “Es algo ilógico y de un doble discurso” explica el asambleísta y agrega “La provincia garantiza agua para la minería y no para la agricultura”.

Mientras la población se resiste y toma las calles, las fuerzas de seguridad ayudan a las empresas mineras a que continúen con su actividad. La asamblea estuvo 20 días bloqueando el acceso a las minas dado que veían como trabajadores se dirigían a comenzar con la actividad. Durante ese tiempo denuncian amedrentamiento de la policía provincial. También, pudieron constatar que Gendarmería Nacional escoltaba el ingreso de maquinarias y vehículos por un camino alternativo. Al percibir la presencia en el lugar de asambleístas, los gendarmes les amenazaron con que debían actuar si impedían el acceso de las máquinas. Son las fuerzas de seguridad, tanto nacionales como provinciales, las que están garantizando que la minería siga llevándose adelante. Otro doble sentido del gobierno nacional si tenemos en cuenta que una de las socias de Yamana Gold dentro del proyecto MARA es la empresa Glencore, principal socia de Vicentín en la estafa al estado nacional y al Banco de la Nación.

Mientras todo esto sucede las perforaciones ya iniciaron por la autorización del gobierno provincial. “La resistencia nuestra desde la asamblea minera, es oponernos a estos pozos porque son perforaciones ya avanzadas y después de esas perforaciones comienza la explotación” advierten desde la Asamblea. Y mientras esperan que en las próximas horas los detenidos sean liberados, el asambleísta cierra la imagen de esta situación con esta descripción “A pesar de todo este conflicto social que estamos viviendo hoy en día, a esta hora, sin saber de los compañeros detenidos, sabiendo que nos andan cazando que tenemos que estar encerrados en nuestras casas con miedo, la minera allá en el cerro sigue perforando”.

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s