Actualidad

LA CIUDAD MINIMIZA LOS CONTAGIOS EN LAS AULAS Y JUDICIALIZA LA DESICIÓN DEL GOBIERNO NACIONAL

El presidente Alberto Fernández tomó medidas de prevención para la circulación del covid-19 entre las que determinó la suspensión de la presencialidad en clases a partir del lunes 19 de abril hasta el 30 de abril. Esto desató una polémica con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que, a pesar de ver el aumento de contagio en menores, pretende mantener las escuelas abiertas. Mientras tanto, los gremios apoyan la medida dado que la vacunación en el personal es muy escasa y que los contagios en los colegios aumentaron considerablemente.

Las medidas que anunció en la noche del miércoles el presidente están destinadas a evitar la gran circulación de personas, y que esto funcione como reproductor del coronavirus, que cada vez más impacta en nuestro país. Si bien sólo serán obligatorias para el AMBA, cualquier jurisdicción que crea necesario puede adoptar las mismas posturas.

El punto más conflictivo está en la suspensión de la presencialidad de las clases, algo que generó una respuesta del Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quién mencionó que se rompió la relación con el gobierno nacional, pero que llamará a un diálogo para garantizar la continuidad de las clases, para luego anunciar que presentarán un amparo en la Corte Suprema de Justicia. Todo en la misma conferencia de prensa.

“Para que podamos seguir adelante con la vacunación, necesitamos restringir los encuentros sociales” manifestó el presidente Alberto Fernández en su mensaje. Y agregó “Buscamos evitar el encuentro social, recuperar el distanciamiento, bajar la circulación y, de ese modo, ganar tiempo para que las camas de terapia intensiva utilizadas para otras patologías vuelvan a reservarse para la atención del covid” en relación al aumento pronunciado de los contagios.

En este argumento se sustenta la decisión de suspender las clases presenciales, algo exigido desde hace semanas por los gremios docentes de la ciudad. En CABA hubo más de 5 mil contagios casos en las escuelas en las últimas semanas, y tras un primer mes de presencialidad en las aulas el índice R en menores de 10 años era de 1,4. Un número elevado dado que el límite es 1. Esto representa la reproducción del virus, es decir, la cantidad de contagios por cada persona.

Sin embargo, Rodríguez Larreta insistió con que “No hay razón sanitaria que justifique suspender las clases presenciales”. Y defendió su postura alegando que “Las aulas más peligrosas son las aulas cerradas”.

Sin embargo, los docentes de la Ciudad hace semanas que insisten con la necesidad de revisar la presencialidad dado que el aumento de casos es incesante y el esquema de burbujas ya provocó el aislamiento de cientos de niños y niñas por contactos estrechos. Además, el plan de vacunación no a personal dedicado a la educación no progresa, y resulta extraño que desde el gobierno de la ciudad manifiesten la “esencialidad de la educación” cuando su política educativa tiene un considerable recorte de recursos, y nunca garantizó las vacantes y el acceso a conectividad en los barrios populares para que puedan tener clases virtuales.

Desde el gremio CTERA expresaron en las últimas horas su apoyo a la decisión del gobierno nacional. “Las medidas que anunció el Presidente Alberto Fernández son en resguardo del cuidado de la salud y de la educación. CTERA solicita a los gobiernos provinciales que tienen alta circulación del virus que adhieran a estas medidas para proteger la salud de la población” expresaron desde la central gremial. Además, el titular de CTERA Capital expresó en una entrevista en Rock and Pop “Decir que se contagió el 0,71% de docentes, no docentes y estudiantes parece poco, pero son 5.006 contagiados. Desde que empezaron las clases el promedio es de 177 casos por día solo en CABA”.

https://radiocut.fm/audiocut/tenemos-5-006-docentes-personal-no-docente-contagiado-y-estudiantes-eduardo-lopez/

Por otra parte, Ademys, que desde el inicio del ciclo lectivo tiene una postura firme en contra de la decisión de la presencialidad por la falta de herramientas que prevengan los contagios, entendió la resolución de nación como “un triunfo de la docencia”, dado que el paro docente que impulsaron, entienden ellos, fue el que empujó a la toma de la determinación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s