Actualidad

¿QUÉ PASARÁ CON TROTTA DESPUÉS DE LA SUSPENSIÓN DE CLASES?

El ministro de educación de la nación, Nicolás Trotta, fue uno de los más acérrimos defensores de la presencialidad en las aulas. “No podemos comenzar las restricciones cerrando las escuelas” había manifestado horas antes de la decisión del presidente Alberto Fernández.

Que había que tomar medidas nadie lo dudaba. En las últimas semanas los contagios explotaron como si se hubiese pateado un hormiguero. Los casos se multiplican día tras día y parece incontenible, mientras las vacunas llegan en cuenta gotas.

La controversia de las escuelas abiertas generó un debate que el presidente Alberto Fernández intenta cerrar con la suspensión de clases. Y si bien se esperaba que sea la oposición quién ocupe el lugar de crítica a esta determinación, no es menos cierto que un integrante de su gabinete, el mismísimo ministro de educación, horas antes del anuncio presidencial, había manifestado su disconformidad con el cierre de las escuelas.

“Si tiene que haber una disminución de la presencialidad para reducir la circulación de personas, no debería implicar la suspensión absoluta de las clases en las aulas como primera medida” manifestó Trotta en un encuentro del Consejo Federal de Educación horas ante de que hablara Alberto Fernández. Por eso, la determinación de suspender las clases presenciales en AMBA horas después de esta declaración parece un contrasentido con la política que el ministro viene desplegando desde principio de años, como uno de los más férreos defensores de que las escuelas estén abiertas.

“Lo que permite que la escuela siga siendo un lugar de bajo riesgo son los protocolos estrictos que hemos aprobado federalmente” expresó el ministro en el Consejo Federal, algo que se contrapone con las posturas de los gremios docentes que ayer realizaron una medida de fuerza para poner de manifiesto la falta de cumplimiento de protocolos, el aislamiento cada vez más creciente de burbujas por contacto estrecho, y lo fundamental, las estadísticas que demuestran que cada vez más menores de 19 años están contagiados.

El presidente dicta la medida para evitar que haya grandes cantidades de personas circulando en las calles, algo que la presencialidad en las escuelas garantizan con seguridad. Además, apela al cuidado colectivo de la ciudadanía, respetando distancia social, utilizando barbijos y evitando las reuniones sociales. Pero, ¿Cómo queda parado el ministro de educación con esta decisión del presidente? Si estaba en la mesa de discusión el cierre de aulas, ¿Por qué el ministro horas antes comunica un discurso contradictorio? Veremos en las próximas horas como continúan la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s